La aceptación de herencia en Cataluña

Aceptación de herencia en Cataluña

La aceptación de herencia en Cataluña es el acto jurídico unilateral, por el cual una persona llamada a heredar, manifiesta su voluntad de querer ser heredero, sujetándose a las reglas determinadas por la legislación catalana. Esta guarda algunas diferencias con las establecidas por el Código Civil español, algunas de las cuales son muy notables. Se encuentra regulada por la ley 10/2008 del 10 de julio, relativa a las sucesiones en Cataluña.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en herencias en Barcelona. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en la materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

Características de la aceptación de la herencia en Cataluña

La ley 10/2008 del 10 de julio, que sanciona el libro cuarto del Código Civil de Cataluña dedicado a las sucesiones, tiene novedades importantes respecto de la normativa vigente hasta esa fecha.

Sus principales características son las siguientes:

  • Con la herencia yacente, especifica las consecuencias que produce la aceptación de alguno de los coherederos, cuando otros no se han pronunciado aún. Se entiende por herencia yacente la masa hereditaria, desde el momento del fallecimiento del causante hasta la aceptación por parte de los herederos.
  • Facilita los efectos de limitación de la responsabilidad del heredero vinculados al beneficio de inventario.
  • Configura la aceptación de la herencia por los acreedores.
  • Reglamenta la administración de bienes adquiridos por título sucesorio por los menores de edad o personas incapacitadas.
  • Otorga valor de aceptación al silencio del representante legal.
  • El derecho a suceder mediante aceptación de la herencia es transmisible a los herederos del llamado.
  • Plazo de aceptación. El derecho de aceptación caduca a los 30 años de la muerte del causante.

Reglas de aceptación de la herencia

Estas reglas se refieren a la aceptación de la herencia legítima, es decir, la porción de herencia sobre la cual la ley determina quiénes serán sus herederos.

Según el Código Civil catalán, la cuantía de la legítima en Cataluña es la cuarta parte del valor de todos los bienes de la herencia, a los que se apliquen las deducciones y agregados que se detallan en el artículo 451-5 sobre cuantía y cómputo de la legítima.

En cuanto a los legitimarios, están determinados en los artículos 451-3 y 451-4. Según estos:

  1. Son legitimarios todos los hijos por partes iguales.
  2. Si el causante no tiene descendientes, los legitimarios son los progenitores por partes iguales. Si solo sobrevive un progenitor, le corresponde la legítima íntegramente.

Así, las reglas de aceptación de la herencia son:

  • La herencia se puede aceptar libremente tan pronto como se tenga conocimiento de que ha sido llamado a la misma.
  • Cada heredero puede aceptar con independencia de los demás.
  • La aceptación es irrevocable.

Requisitos para la aceptación de la herencia

El Código Civil catalán establece una serie de requisitos para la aceptación de la herencia, que son los siguientes:

  • La parte correspondiente debe aceptarse en su totalidad.
  • La aceptación no puede someterse a plazos o condiciones.
  • Excepto voluntad del testador, si el llamado es en cuotas diferentes, se entiende que si se acepta una cuota también se aceptan las demás.
  • El heredero debe cumplir los requisitos legales de capacidad o voluntad. Si estos faltan, la aceptación es nula. Sin embargo, la nulidad en caso de falta de capacidad caduca a los cuatro años a partir de que se alcanza la mayoría de edad o se recupera la capacidad. Por otra parte, también puede revocarse la nulidad, es decir, puede existir aceptación de la herencia, si existió vicio de la voluntad, también a los cuatro años desde que cesó el vicio.
  • No debe existir error. En caso de error, la aceptación es nula si el error era excusable y fue determinante en la prestación del consentimiento. En este caso, la nulidad caduca a los cuatro años desde la aceptación.

Formas de aceptación de la herencia

La herencia puede aceptarse en forma tácita o expresa.

Si se realiza de manera expresa, debe ser mediante documento público o privado en el cual se manifiesta la aceptación o se asume el título de heredero.

En tanto, se entiende que se ha aceptado la herencia, es decir tácitamente, si el llamado a la herencia:

  • Realiza cualquier acto que no pueda realizarse sino a título de heredero.
  • Vende, da o cede su derecho a alguno o todos los demás coherederos o a un tercero, excepto que se trate de una donación o cesión gratuita a favor de los demás en la proporción en que son coherederos.
  • Renuncia a su derecho a cambio de una contraprestación.
  • Renuncia a su derecho a favor de uno o algunos de los coherederos.
  • Sustrae u oculta bienes de la herencia. En este caso pierde el derecho de repudiación y se convierte en heredero puro y simple.

La aceptación también puede ser pura y simple o a beneficio de inventario.

Aceptación a beneficio de inventario

El inventario puede realizarse antes o después de la aceptación, aunque el causante lo haya prohibido y aunque acepte la herencia sin expresar la voluntad de acogerse al beneficio de inventario. En este caso, el heredero responde por las obligaciones y cargas hereditarias del causante únicamente con los bienes de la herencia.

Aceptación pura y simple

Se entiende esta forma de aceptación si no se toma inventario en el tiempo y forma establecidos en el Código. Por otra parte, con la aceptación pura y simple, el heredero responde también por las obligaciones y cargas hereditarias del causante, si es necesario con bienes propios.

Principales diferencias entre la aceptación de herencia en Cataluña y según el Código Civil español

A continuación, las principales diferencias entre la legislación catalana y la común en España.

Plazos para el requerimiento de aceptación o repudiación

Si alguno de los llamados a la herencia no se pronuncia ni realiza acto alguno, los interesados pueden solicitar al juez que cite al renuente a fin de lograr su pronunciamiento. Esta acción se denomina "interpellatio in iure". Según la ley catalana, esta acción no puede ejercerse sino hasta 30 días después de la delación a favor del llamado, y se otorga un plazo de dos meses para el pronunciamiento.

Por otra parte, esta norma establecida por el artículo 461-12, solo puede practicarse si el fallecido era de vecindad catalana. En cambio, si no lo era, se debe aplicar la ley común. Según el Código Civil español, el plazo para intentar una acción es de no antes de nueve días después de la muerte del causante, y se otorgan 30 días naturales para el pronunciamiento.

Silencio del llamado a heredar

Si se mantiene el silencio del requerido, según la norma catalana se entiende que renuncia a la herencia, excepto que se trate de menores o incapaces, en cuyo caso se entiende aceptada a beneficio de inventario. En cambio, según la legislación común, se entiende la aceptación pura y simple.

Concertar cita
Puedes llamarnos al +34 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en herencias
    Amplia experiencia
    Rápida respuesta
    Miembros de la Asociación Catalana de Especialistas en Derecho de Sucesiones Associació Catalana d'Especialistes en Dret de Successions
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Pau Claris 147, 3º 2ª 08009 Barcelona, Cataluña +34 93 380 15 36 info@abogadosherencias.cat