Desheredar en Cataluña: ¿Cuándo es posible?

Desheredación en Cataluña

Los conflictos relacionados con herencias y sucesiones en Cataluña (y en el resto del país) son muy frecuentes. Uno de ellos es la posibilidad de desheredar en Cataluña, que existe, pero con ciertas particularidades con respecto a la normativa estatal.

Y es que el Derecho Hereditario en Cataluña funciona de forma distinta: por ejemplo, en esta comunidad los herederos forzosos se reducen a los hijos y, en defecto de ellos, los padres. Ni el resto de ascendientes ni el cónyuge viudo se consideran herederos forzosos.

¿Cuándo es posible desheredar en Cataluña? ¿A quién puede afectar esta decisión?

Lo primero es tener claro el concepto de legítima y, según el artículo 806 del Código Civil, ésta se define como “la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos”. En el caso de Cataluña, como adelantábamos, los únicos legitimarios son los hijos y, en defecto de estos, los padres. Por tanto, es a éstos a los que se puede desheredar.

Así, el caso más habitual de desheredación es aquel por el que el causante quiere desheredar a alguno o a varios de sus hijos. Debe darse una causa justificada para ello, de acuerdo con lo que regula el Libro Cuarto del Código Civil de Cataluña.

¿Cuáles son las causas para desheredar a los hijos en Cataluña?

En el caso del Código Civil de Cataluña, las causas para desheredar reducen la casuística a supuestos muy excepcionales. Uno de los motivos es incurrir en causa de indignidad (artículo 412-3 del Código Civil de Cataluña). Se trata de los siguientes supuestos:

  1. El que ha sido condenado por sentencia firme dictada en juicio penal por haber matado o haber intentado matar dolosamente al causante, su cónyuge, la persona con quien convivía en pareja estable o algún descendiente o ascendiente del causante.
  2. El que ha sido condenado por sentencia firme dictada en juicio penal por haber cometido dolosamente delitos de lesiones graves, contra la libertad, de torturas, contra la integridad moral o contra la libertad e indemnidad sexuales, si la persona agravada es el causante, su cónyuge, la persona con quien convivía en pareja estable o algún descendiente o ascendiente del causante.
  3. El que ha sido condenado por sentencia firme dictada en juicio penal por haber calumniado al causante, si lo ha acusado de un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  4. El que ha sido condenado por sentencia firme en juicio penal por haber prestado falso testimonio contra el causante, si le ha imputado un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  5. El que ha sido condenado por sentencia firme dictada en juicio penal por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares, en la sucesión de la persona agravada o de un representante legal de esta.
  6. Los padres que han sido suspendidos o privados de la potestad respecto al hijo causante de la sucesión, por una causa que les sea imputable.
  7. El que ha inducido al causante de forma maliciosa a otorgar, revocar o modificar un testamento, un pacto sucesorio o cualquier otra disposición por causa de muerte del causante o le ha impedido hacerlo, así como el que, conociendo estos hechos, se ha aprovechado de los mismos.
  8. El que ha destruido, escondido o alterado el testamento u otra disposición por causa de muerte del causante.

Además, es posible desheredar en los siguientes supuestos:

  • Negar alimentos al que hizo el testamento, a su cónyuge, pareja estable o sus ascendientes o descendientes si tuviera obligación legal de hacerlo.
  • Haber maltratado gravemente al testador, a su cónyuge, pareja estable, ascendientes o descendientes.
  • Que el hijo del causante haya perdido o le hayan suspendido la patria potestad sobre alguno de sus hijos, es decir, de alguno de los nietos del causante, siempre por culpa del hijo del causante.
  • Que no haya habido relación familiar entre el causante y el legitimario de forma manifiesta y continuada por causa, exclusivamente imputable, al legitimario.

Un último apunte importante es que, según el Código Civil de Cataluña, no es posible desheredar a un hijo de forma parcial, ni tampoco de forma condicional.

Si tienes dudas, consulta a nuestros abogados especialistas en herencias y sucesiones en Cataluña.

Concertar cita
Puedes llamarnos al +34 93 380 15 36 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

¿Por qué deberías escogernos?
Atención personalizada
Expertos en herencias
Amplia experiencia
Rápida respuesta
Miembros de la Asociación Catalana de Especialistas en Derecho de Sucesiones Associació Catalana d'Especialistes en Dret de Successions
¿Dónde encontrarnos?
C/ Gran de Gracia 1, 2º 3ª 08012 Barcelona, Cataluña +34 93 380 15 36 info@abogadosherencias.cat